Vintage Music Home

¿Cómo se vive un 4 de julio en Estados Unidos?

¿Cómo se vive un 4 de julio en Estados Unidos?

Fuente: http://www.cope.es

Nada más firmarse la Declaración de Independencia, el día 2 de julio de 1776, John Adams, representante por Massachusetts, envió una carta a su  esposa en la que afirmaba que esa fecha “debía hacerse solemne con pompa y desfiles, con demostraciones, juegos, deportes, fusiles, campanas, fogatas e iluminaciones de uno a otro confín de este continente de ahora en adelante y para siempre jamás”.

Así, dos días después del voto, el Congreso Continental aprobó la Declaración de Independencia. La declaración estaba fechada el 4 de julio y desde ese momento se convirtió en el Día de la Independencia. Los estadounidenses aceptaron completamente las sugerencias de John Adams y, si por  algo se caracteriza el 4 de julio es por los desfiles, los conciertos, las comidas y sobre todo los fuegos artificiales.

Ya sea en las grandes ciudades como en los pequeños pueblos, el día amanece con la bandera estadounidense, con la bandera de las barras y estrellas, en las fachadas o en las puertas de las casas. Es el primer acto del día, al que seguirán los desfiles, en los que  estarán muy presentes los veteranos de guerra, un partido de béisbol– el primer deporte nacional-, una barbacoa donde no pueden faltar las  hamburguesas y los perritos calientes y para terminar los fuegos artificiales.

Los fuegos artificiales suelen tener como preámbulo un concierto -generalmente de bandas militares- que en el caso del que se celebra en Washington, en la capital federal, es retransmitido por televisión a todo el país. Las grandes ciudades compiten por tener los mejores fuegos  de la jornada. En el primer puesto de la clasificación siempre están los fuegos artificiales que se lanzan desde la isla de la Estatua de la Libertad en Nueva York; los de Washington, que alegran la vista a los miles de personas que pasan el día en la amplia explanada del Mall de la capital;  los de Chicago, al borde del lago Michigan; o los que se lanzan en la  bahía de San Francisco. Los fuegos artificiales también son protagonistas  en las calles y en los jardines particulares.

Son también populares en esta jornada los concursos donde la comida es la protagonista. Concursos de tartas y concursos también para saber quién es capaz de comer más perritos calientes o trozos de sandía en un minuto.

El presidente de los Estados Unidos pasa el día en la Casa Blanca donde se celebra un picnic en sus jardines que además es un lugar privilegiado para ver los fuegos artificiales.

Estos son algunos de los datos más curiosos de esta celebración:

–            El 66% de los estadounidenses coloca la bandera de las barras y estrellas en su casa para celebrar el 4 de julio.

–            El 32% de los estadounidenses participa en un desfile con motivo del Dia de la Independencia.

–             Los estadounidenses se gastan unos 11 millones de dólares en carbón para las barbacoas y en helados.

–             El 80% de los estadounidenses celebra una barbacoa con familiares o amigos.

–             Se calcula que el 4 de julio se consumen unos 150 millones de perritos calientes en los Estados Unidos.

–             El gasto en “productos patrióticos” como banderas y adornos supera los 300 millones de dólares.

–             El gasto en fuegos artificiales para este día supera los 600 millones de dólares.

–             En Estados Unidos existen 12 localidades llamadas Independencia y otras 31 bautizadas como libertad.

Este año la celebración estará marcada por las políticas del presidente Trump en materia de inmigración. Muchas organizaciones de derechos civiles ya han anunciado un 4 de julio reivindicativo por los derechos de los inmigrantes ilegales.

En estas celebraciones se tendrá muy presente la Declaración de Independencia, en la que se puede leer: “que todos los hombres son iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad”.

4 julio 2018 News

xxxx

Deja un comentario