Vintage Music Home

100 Vintage Jazz Favorites

Songs:

100 Vintage Jazz Favorites
Artist: Al Caiola, Al Hirt, Alec Wilder, Armand Gordon, Art Tatum, Artie Shaw, Bebo Valdés, Benny Carter, Bill Coleman, Billy Tipton, Bix Beiderbecke, Bobby Byrne, Brad Gowans, Cannonball Adderley, Charlie Parker, Charlie Shavers, Charlie Ventura, Dave McKenna Chico Hamilton, Chris Barber, Coleman Hawkins, Cootie Williams, Count Basie, Don Byas, Dorothy Donegan, Duke Ellington, Earl Bostic, Emil Stern, Erroll Garner, Frank Rosolino, Frankie Carle, Frans Poptie, Gene Krupa, Gerry Mulligan, Gus Bivona, Guy Lafitte, Hal Schaefer, Hazy Osterwald, Helmut Thielde, Henri Crolla, Humphrey Lyttelton, Jimmy Dorsey, Jimmy McPartland, Jo Jones, Joe Reisman, Joe Venuti, John Elliott, Johnny Dankworth, Jorgen Ingmann, Lenny Dee, Les Brown, Lionel Hampton, Lu Watters, Michel Legrand, Miles Davis, Nat King Cole, Oscar Peterson, Pee Wee Hunt, Pepe Jaramillo, Pete Rugolo, Rampart Street Paraders, Ray McKinley, Rex Stewart, Roby Davis, Roger Williams, Roy Eldridge, Sidney Bechet, Stan Getz, Stan Kenton, Steve Allen, Terry Snyder, The Few Good Men, The Three Suns, Thelonious Monk, Tommy Reilly, Toots Thielemans, Vic Lewis, Wally Fawkes, Wild Bill Davis, Woody Herman
Songwriter:

100 Vintage Jazz Favorites

El jazz es un género musical nacido a finales del siglo XIX en Estados Unidos, que se expandió de forma global a lo largo de todo el siglo XX.

Entre los muchos intentos de delimitar y describir el complejo fenómeno del jazz, el crítico y estudioso alemán Joachim-Ernst Berendt, en su obra clásica El Jazz: De Nueva Orleans al Jazz Rock, nos dice:

El jazz es una forma de arte musical que se originó en los Estados Unidos mediante la confrontación de los negros con la música europea. La instrumentación, melodía y armonía del jazz se derivan principalmente de la tradición musical de Occidente. El ritmo, el fraseo y la producción de sonido, y los elementos de armonía de blues se derivan de la música africana y del concepto musical de los afroamericanos.

El mismo autor continúa describiendo tres elementos básicos que distinguen el jazz de la música clásica europea:

  • Una cualidad rítmica especial conocida como swing;
  • El papel de la improvisación;
  • Un sonido y un fraseo que reflejan la personalidad de los músicos ejecutantes.

A lo largo de su historia, el jazz ha pasado de ser una simple música de baile popular a una difícil forma de arte reconocida y celebrada en todo el mundo. Paralelamente a dicho progreso, han cambiado también las actitudes hacia esta música: en 1924 un periodista del New York Times se refería a ella como «el retorno de la música de los “salvajes”», mientras que en 1987 el Congreso de los Estados Unidos de Américadeclaraba al jazz como un «destacado modelo de expresión» y como un “excepcional tesoro nacional”. Se ha señalado que el motor de dicho progreso ha sido la innovación, una particularidad que siempre ha estado presente en la historia de esta música, dirigiendo su evolución y caracterizando la obra de sus artistas más destacados al lado de una rama más tradicionalista.

Paralelamente a esta dicotomía entre la innovación y la tradición, el jazz siempre se ha movido entre la obra de unos artistas que solo han buscado el reconocimiento de una pequeña pero selecta audiencia y otros que ha dirigido sus esfuerzos a una audiencia más amplia.

La identidad musical del jazz es compleja y no puede ser aislada ni delimitada con facilidad. En primer lugar, aunque a menudo el término se use para hacer referencia a un idioma musical (tal como se hace, por ejemplo, cuando se habla demúsica clásica), el jazz es en realidad una familia de géneros musicales cuyos miembros comparten características comunes, pero no representan individualmente la complejidad de género como un todo; en segundo lugar, sus diversas “funciones sociales” (el jazz puede servir como música de fondo para reuniones o como música de baile, pero ciertos tipos de jazz exigen una escucha atenta y una concentración profunda) requieren un ángulo de estudio diferente; y en tercer lugar, el tema racial siempre ha generado un profundo debate sobre el jazz, moldeando su recepción por parte del público.

Si bien es cierto que el jazz es un producto de la cultura afroamericana, siempre ha estado abierto a influencias de otras tradiciones musicales, y ya desde la década de 1920 ha sido ejecutado por músicos de diversas partes del mundo con un trasfondo muy diferente. En ocasiones se ha mostrado como paradigma del jazz la obra de músicos comerciales, que los aficionados y la crítica han considerado subproductos alejados de la tradición, entendiendo por el contrario, que el jazz es una forma de música negra, en la que los afroamericanos han sido sus mayores innovadores y sus más notables representantes.

orchard_50x38

Favorites

  • Your favorites will be here.

Deezer

Genre