Home

ORQUESTA AMÉRICA

ORQUESTA AMÉRICA

 

La década de los 40, en el siglo XX estuvo especialmente marcada por movimientos migratorios, tanto por las devastadoras consecuencias de las guerras, tanto desde el punto de vista social como económico y también por la situación política sobrevenida en algunos países europeos. Esto hizo que millones de personas cambiaran de lugar de residencia.

En el caso de España, no sólo hacia países hispanoamericanos, sino también hacia algunos países europeos que ofrecían posibilidades de trabajo en su afán por la reconstrucción después de la segunda guerra mundial, tal es el caso de Alemania o Suiza, entre otros, donde muchos españoles comenzaron a viajar.

En medio de todo esto, ritmos como el chachachá se hacían populares gracias a las orquestas que animaban los espectáculos y las fiestas. Tal es el caso de la Orquesta América, que vio sus días de gloria a partir de la entrada de un músico del que hemos hablado en capítulos anteriores: Enrique Jorrín, el rey del danzón. Como ya hemos explicado, “chachachá” viene del ruido que hacían los zapatos de los bailarines al pisar el suelo.

La Orquesta América tenía una manera peculiar de cantar. Lo hacían al unísono. Esto ha hecho que varios musicólogos afirmen que era un recurso para disimular la precariedad de sus voces pero de todos modos, fueron contratados para realizar actuaciones en México, antes de que Enrique Jorrín renunciara a dirigirla.

Posteriormente, desde 1955, pasó a llamarse La América de Ninón Mondéjar, con quien realizaron numerosas grabaciones en México y llegaron a ser competencia directa con sus chachachás con la del mambo de la Orquesta de Pérez Prado, muy famosa también por entonces.