Home

MIGUELITO VALDÉS

MIGUELITO VALDÉS

 

Miguelito Valdés nació en La Habana, en el Barrio de Belén, el 6 de septiembre de 1912. Su padre era español y su madre yucateca. Desde cuando Miguelito era muy pequeño, la familia residió en uno de los barrios de mayor concentración de pobreza. Cayo Hueso.

A los trece años ya trabajaba como mecánico de automóviles mientras hacía lo posible por ser boxeador y músico. Llegó incluso a pelear como peso welter aunque, evidentemente, no tuvo demasiado éxito. Sí en la música. Uno de sus ídolos era José Mojica, el tenor mexicano que en Cuba era entonces muy famoso.

Miguelito integró pronto el Sexteto Jóvenes del Cayo, comenzando una trayectoria que lo relacionó con varias agrupaciones musicales de su país. Tocaba varios

instrumentos: la guitarra, el tres, el contrabajo o las maracas y con el apoyo económico de su madre perfeccionó su técnica con la guitarra.

En 1933 viajó a Panamá para actuar en los carnavales y finalizado el contrato permaneció en dicho país. Trabajó con la Orquesta Hermanos Castro hasta 1936, cuando se fundó la Orquesta Casino de la Playa en la que se integró hasta 1939.

En abril de 1940 Miguelito Valdés se radica en Nueva Jersey para más tarde ir a Nueva York, donde se une a la orquesta de Xavier Cugat, debutando en el Hotel Waldorf Astoria. Diferencias con el director de la orquesta lo llevaron a integrarse en la de Machito y sus Afro-Cubanos. Fue tal el volumen de trabajo que en 1945 Miguelito Valdés se quedó afónico. A pesar de la opinión de los médicos, que no le concedían ningún futuro, Valdés consiguió recuperarse. En 1951 grabó con la orquesta de Noro Morales y ese mismo año lo hizo también con la Sonora Matancera.

Fue uno de los cantantes hispanos mejor pagados de Nueva York en los años cincuenta. Falleció de un infarto mientras cantaba en el Salón Rojo del Hotel Tequendama, en Bogotá, en la madrugada del 9 de noviembre de 1978.