Vintage Music Home

Muere la Leyenda Venezolana Mario Suárez

Muere la Leyenda Venezolana Mario Suárez

Caracas.- El cantante Mario Suárez, gloria del folclore venezolano, murió este miércoles a los 92 años luego de una intervención quirúrgica por una afección cardíaca, informaron sus familiares.

Suárez fue ingresado al hospital Central de Maracaibo por un fuerte dolor en el pecho, según dijo su esposa Elizabeth de Quintero. Murió tras la operación.
Dejó un amplio legado musical, tras interpretar piezas de amplio sentido popular, ente ellas “La potra Zaina”.
El cantante nació el 19 de enero de 1926 en la región de Zulia y en su juventud fue exaltado por el artista mexicano Pedro Vargas.
En los años de 1950, animado por el músico Juan Vicente Torrealba, conocido intérprete del arpa, desvió su atención hacia las tonadas llaneras, sobre las cuales grabó varios discos. Le sobreviven cuatro hijos.
En su carrera también se dedicó a apoyar a músicos locales, entre ellos a la cantante Lila Morillo, ex esposa de José Luis Rodríguez, “El Puma”.

Biografía

De acuerdo al criterio de su tía Ángela, Mario Suárez había nacido para cantar, pues con gran frecuencia, en la cotidianidad de la familia tarareaba o cantaba cabalmente las canciones de moda y muchas más, con gran facilidad, y, desde muy pequeño, comenzó a hacer sentir su arte entre sus íntimos. Fácilmente memorizaba las canciones que escuchaba y que motivaban su gusto musical

Muy joven Mario Suárez llega a Caracas, y busca allí la meta que se ha propuesto alcanzar, aunque, antes habría de pasar por diversas actividades ajenas al arte de la vocalización musical, incluida la de ayudante de sastrería, presentaciones como aficionado en ferias y programas de radio para aficionados.

En 1943, Teodoro Capriles, cantante profesional, lo presenta con el maestro Ángel Sauce, compositor, director y profesor de música, quien le recibe como alumno e integrante de un orfeón por él dirigido. En 1946 Ricardo Espina, empresario de radio lo presenta a Pedro Vargas, el tenor mexicano, ya consagrado cantante para ese momento, quien se convierte en su mentor, estimulándole y apoyándole. Continúa su formación musical y sus estudios de canto guiado por maestros como Vicente Emilio Sojo, Ángel Sauce y Alfredo Hollander en la Academia de Música Santa Capilla.

Ya consolidado ante el público incursiona con diversas agrupaciones musicales del país y de tal modo graba varios boleros de los cuales tal vez el más emblemático sea “No me sigas mirando”, original de Luis Alfonzo Larrain, “Desesperación”, de Guillermo Castillo Bustamante, y, “Nocturnal”, de José Mojica y José Sabre Marroquín. Con Aldemaro Romero y su orquesta grabó entre otros el vals ”Morir es nacer”, de Rafael Andrade y Manuel Rodríguez Cárdenas.

Mario Suárez continuó evolucionando en el canto sin dejar de estudiar y aprender cada día, uniendo estos esfuerzos con el trabajo y la interpretación. Tuvo así, la oportunidad de ser acompañado por diversas orquestas y agrupaciones como Arnoldo Nali y su orquesta, Luis Alfonzo Larrain y su orquesta, y Aldemaro Romero entre otros.A mediados de la década de los 50 Mario Suárez es contratado por el maestro Juan Vicente Torrealba para grabar una extensa serie de discos, con el sello “Banco Largo”, serie en la que se incluyen temas eminentemente llaneros, como pasajes y tonadas. Esta conjunción con “Los Torrealberos”, proporciona un impulso gigante a la difusión de la música tradicional del llano venezolano, interpretada por conjunto de arpa, cuatro, maracas y bajo.

El tiempo lo demuestra cuando entonces comienzan a escucharse en las radioemisoras del país, de manera constante, no solo los temas interpretados por Mario Suárez y “Los Torrealberos”, sino también se escuchan con más frecuencia las voces y canciones de Angel Custodio Loyola, Adilia Castillo, Eneas Perdomo y muchos más.
De su actividad con “Los Torrealberos” son los temas “Rosa Angelina” y “Mujer llanera”, pasajes de Juan Vicente Torrealba; y “Sabaneando” y “Madrugada llanera”, tonadas, con letra de Germán Fleitas Beroes y música de Juan Vicente Torrealba; “Barquisimeto”, pasaje, con letra de Ernesto Luis Rodríguez y música de Juan Vicente Torrealba.

Al margen de su éxito con “Los Torrealberos” Mario Suárez asumió la tarea de impulsar otros valores, potenciales para el momento, en el ámbito del canto popular, convirtiéndose, de este modo, en guía de una joven Lila Morillo, por ejemplo, que comenzaba a abrir su camino en esta difícil labor. Estimuló a otros noveles cantantes como Héctor Cabrera y Mayra Martí. Asimismo, propulsó la difusión de temas de autores y cantantes de su tierra natal, como la poética danza zuliana, “Tu boca”, del maracaibero Armando Molero.

En la primera mitad de la década de los 60 Mario Suárez comienza de nuevo una intensa labor en la interpretación de la música tradicional venezolana uniéndose al conjunto del arpista Amado Lovera, con quién tuvo tanto éxito como el obtenido con el maestro Juan Vicente Torrealba. Amado Lovera no solo interpretaba temas genuinamente venezolanos, sino también temas provenientes de otras latitudes con acertadas adaptaciones a los ritmos criollos, que, en general, siempre recibieron una gran aceptación por parte del público. Temas de este período son “Nunca sabré” (Luna de Miel, autoría de Mikis Theodorakis), interpretado también por Paloma San Basilio, “Ayúdame Dios mío”, “Moliendo café”, y,“La potranca zaina”, entre otros temas.

15 noviembre 2018 News

xxxx

Deja un comentario