Vintage Music Home

Héctor Cabrera nació en Caracas el 13 de febrero de 1932

Héctor Cabrera nació en Caracas el 13 de febrero de 1932

Event Details

Date: 2018-02-13

Héctor Cabrera, Héctor José Cabrera Medina, fue un talentoso y creativo vocalista venezolano, nacido en la popular barriada de Monte Piedad, Caracas, Venezuela, el 13 de febrero de 1932, hijo de Pedro Pablo Cabrera Dumas y Olimpia Medina, oriundos de los estados Trujillo y Aragua, respectivamente.Héctor Cabrera recibió su primer impulso musical gracias a la iniciativa de Juan Martín de Armas personaje de grata recordación que impartía lecciones de canto en el Centro Canario de Venezuela, ubicado en el popular sector de La Candelaria.

 

 
Satisfecha esta primera etapa en su nueva actividad como cantante, en 1947, participa en el programa “El Tribunal del Arte Nacional”, con el acompañamiento del novel pianista carabobeño Aldemaro Romero, quien con el correr de los tiempos, se transformaría en el más sobresaliente músico venezolano de la segunda mitad del Siglo XX en Venezuela.
El lanzamiento profesional de Héctor Cabrera ocurrió en 1949, cuando debuta como solista a través de la popular estación sonora Radiodifusora Venezuela, con el acompañamiento de los profesores Gerver Hernández y Simón Álvarez. Después, actúa con profesional desenvoltura en los más populares programas radiales de la época como “La Caravana Camel””, “Desfile Chesterfield” y “Fiesta Fabulosa”, programas de entretenimiento musical que contaban con la entendida dirección de Luis María Frómeta. Pereira “El maestro Billo”.Además de cantante, Héctor Cabrera fue un despuntado comunicador social, actor de cine y televisión y, un sobresaliente animador de espectáculos televisivos.
Unido al productor Clemente Robaina, inspirador del conjunto “Los Juancheros”, que estuvo patrocinado por las novedosas empresa Polar, Héctor Cabrera inicia una triunfante carrera artística, que le lleva a participar de innumerables presentaciones radiales y personales por toda la geografía venezolana, consagrándose como un inspirado y versátil intérprete de la música criolla, en su estilo romántico, de quien fue su máximo exponente en la décadas de los 50s, 60s y 70s del pasado siglo XX.
Sus primeros registros sonoros datan de 1951, prensados con el acompañamiento de los “Juancheros” de Clemente Robaina.
Mario Suárez, acreditado intérprete melódico de Venezuela, le lleva y apadrina al conjunto criollo “Los Torrealberos”, donde registra su primer gran éxito discográfico: “Rosario”, tema musical que marcaría la cadena interminable de éxitos de Héctor Cabrera. La autoría de este tema corresponde en letra y música a Ernesto Luis Rodríguez y Juan Vicente Torrealba.
En posesión de un buen cartel, Héctor Cabrera realiza en 1958, sus primeras giras al exterior que le llevan a Puerto Rico y Colombia. Cuando retorna a Venezuela, ingresa como vocalista a “Los Torrealberos”, conjunto formado y dirigido por Juan Vicente Torrealba, donde deja para la posteridad una fajina de inolvidables canciones que le permiten perdurar a través de los tiempos en la memoria, en el cariño y en la admiración de todas las generaciones de los venezolanos que siempre le consideraremos como un genuino e inspirado intérprete de la canción, en sus más variadas manifestaciones.

 

En 1960, el empresario discográfico José Pagés promotor del sello discográfico “Velvet”, lo presenta en Cuba. Aquí registra la polka paraguaya “El pájaro chogüí”, cuya autoría corresponde al autor argentino Guillermo Edmundo Breer, conocido internacionalmenmte como “el Indio Pitagua” que, el año anterior, había sido éxito en Venezuela en la voz de Néstor Zavarce.

 

 

Gracias a sus triunfos en Cuba, la gira se extiende a México, Estados Unidos y a varios países de Europa.Sus actuaciones en la televisión como animador, cantante o actor de radionovelas le acercaron más a la gente, quienes tras la huella del artista le siguieron por todos sus senderos. Avecindado en Bueno Aires, por gestiones de Aldo Fabré, aquí, también hizo sentir su calidad como artista y su profunda vocación americanista. Participa en el IV Festival de la Canción de Buenos Aires, triunfando con la creación del autor Jean Franco Pagliaro: “Las cosas que me alejan de ti”.

 

 

De regreso a la patria, Héctor Cabrera hace dúo con la vocalista Mirtha Pérez, entregando a sus admiradores la canción “Acompáñame”, éxito discográfico de la temporada, inolvidable por la calidad vocal e interpretación musical de estos conquistadores de multitudes…
Héctor Cabrera vuelve a Argentina, donde se residencia, y convive, por muchos años con el pueblo argentino. Aquí, incursiona como cantor de tangos. El pueblo, retorna al pasado, haciéndose la ilusión que Carlos Gardel, el “morocho del abasto”, ha vuelto de la voz de Héctor Cabrera. Aún se escucha, en el trasnocho bonaerense “La Cumparsita”, el mítico tango de origen uruguayo tan bien interpretado en 1927 por Gardel y, ahora, por el artista venezolano.Durante sus últimos años de vida, Héctor Cabrera se alejó del ejercicio de la profesión que tanto éxito le deparó en su existencia.
En muchas oportunidades, en razón a su alejamiento del medio artístico, se le dio por fallecido, incluso, afirma Carlos Torres Parentti, en su interesante obra titulada “Anecdotas, Sostenidas y Demoladas”, publicado en mayo de 2006 lo siguiente: “en Barquisimeto, un conocido locutor hizo un programa especial en su honor, después de haber dado la noticia de su muerte”.
Por último, el 8 de junio de 2003, después de padecer una larga y complicada afección, Héctor Cabrera murió en Caracas, al lado de Xiomara, su esposa, a la edad de 71 años

 

 

 

 

12 febrero 2018

xxxx

Los comentarios están cerrados