Vintage Music Home

SABINA OLMOS

Biographie

Sabina Olmos nació en el barrio de Balvanera frente a la estación ferroviaria «11 de Septiembre» y ya, en el colegio, la destacaban para cantar en las reuniones festivas.

A los 21 años Sabina Olmos trabajaba en una tienda del centro y alguien conocedor de sus virtudes, la presenta a Amanda Ledesma, por cuya gestión llega a Radio Buenos Aires. Le proponen cantar folklore porque había muchas cancionistas de tango. Sabía solamente un tema, pero la buena predisposición de los hermanos Acosta Villafañe, excelente dúo de reconocido éxito por entonces, solucionan la carencia.

Al poco tiempo, escala un peldaño cuando pasa a Radio Splendid, donde Rosa Gómez se convierte en Sabina Olmos. Actúa en muchas emisoras e incorpora más tangos a su repertorio.

Finalmente, en 1938, Sabina Olmos inicia su etapa más importante: el cine. Participa en cuatro películas: «El casamiento de Chichilo», con la presencia del cantor Héctor Palacios, donde canata sólo un tema, pero no actúa. Tenía un carácter caprichoso y ya se vislumbraba su personalidad de diva.
Tuvo un rápido ascenso que le permitió conquistar al cantor-galán más cotizado en aquel momento: Fernando Borel.

Su segundo film fue «La rubia del camino», de Manuel Romero. La protagonista era Paulina Singerman. Actúa y canta «Muchachita del campo» (de Francisco Lomuto y Manuel Romero). Unos meses más tarde, otra película de Romero: «Mujeres que trabajan» y, a fines de ese año 1938, «Los apuros de Claudina», donde canta un tema.

Su consagración es al año siguiente, cuando Romero presenta otro de sus productos: «La vida es un tango», es la protagonista junto a Hugo del Carril. Canta «Mi noche triste», «Milonguita», «La morocha», «Pero hay una melena» y a dúo: «La payanca», «No me vengas con paradas» y, en la escena final, «Aquel tapado de armiño».

Pocos meses más tarde llega la versión para el cine de la exitosa y siempre recordada comedia teatral de Malfatti y De Las Llanderas, «Así es la vida», dirigida por Francisco Mujica, con las actuaciones de Enrique Muiño y Elías Alippi.

Dos intervenciones mas para destacar: en 1941 «Yo quiero ser bataclana», una excelente comedia musical, al estilo norteamericano, con pegadizas melodías cantadas por sus protagonistas, buenas coreografías y un obvio argumento romántico. La acompañaban Juan Carlos Thorry, Alicia Barrie, la orquesta de Juan D´Arienzo y la inclusión, forzada, de Nini Marshall, cuya carrera de actriz comenzaba y era necesario promover, su presencia entorpece los aires plácidos de la comedia. Los temas musicales centrales son «Dime mi amor» y el vals «Tres recuerdos», ambos llevados al disco por Sabina (son sus primeras grabaciones). Finalmente, actúa en la primera experiencia como director de cine de Hugo del Carril: «Historia del 900», donde canta el vals «Rosa de abril».

Como cancionista unas pocas grabaciones en el país, escasas presentaciones radiales y algunas presentaciones teatrales. Hizo largas giras por el exterior, a partir del año 1947 junto a Charlo. Y, desde 1955, intensificó las mismas después de la caída del gobierno del General Perón. Residió dos años en España (donde graba), pasó por Portugal y recorrió toda América, realizando algunas placas en Colombia y Brasil.

En Argentina Sabina Olmos grabó 12 títulos, acompañada por una orquesta dirigida por Charlo, quien también ejecutaba acordeón. Juntos grabaron cinco dúos vocales. También han quedado tomas radiales con temas que no figuran en su discografía: «Amor de mis amores», «Cuando cuentes la historia de tu vida», «Lluvia sobre el mar», «Pobre negra», «Patio mío», «La barranca», «Sin ella» y «Poema de la despedida», entre otros.

El final de su vida fue azaroso, lleno de viscicitudes, termina su relación con Charlo en 1969, y su ocaso transcurre en la pobreza y el olvido, hasta su trágica determinación.

Fuente: http://www.todotango.com/