Vintage Music Home

CATHERINE SAUVAGE

Biographie

Catherine Sauvage nació siendo Janine Saunier, en una familia modesta y culta de Lorena. Durante la ocupación de Francia por los nazis, los Saunier se instalan en Annecy, donde ella actúa y canta en los espectáculos de su liceo. El clima es pesado: sus condiscípulos son detenidos y torturados; los regresos de los campos de concentración, tras la liberación, la marcan para siempre. Tras sus primeras grabaciones en Lausana, llega a París con un repertorio agresivo -Han Coolie, de Louis Aragon-, y el mundo de la canción comprende que habrá que contar con ella.

Catherine Sauvage se une a los artistas y escritores de Saint-Germain-des-Prés. Conoce a Léo Ferré y comparte cartel con él. En 1953 hace de Paris canaille un éxito popular. En esos años de fácil censura, Sauvage defiende los libelos más feroces de Ferré, como Y en a marre. Recordaría: «Cuando se pusieron a alabar a Dylan y su canción de protesta, imagínense cómo me he reído…».

Catherine Sauvage revelará a muchos autores: fue la primera que, con Les góemons, cantó a Serge Gainsbourg. Pero mantuvo una opinión reservada sobre Ferré: «Léo seguía siendo marginal del todo, y Serge utilizó su marginalidad». Y popularizó a muchos poetas, en el escenario y en grabaciones: Aragon, claro, y también Raymond Queneau, Jacques Prévert, Robert Desnos, Mac Orlan, Audiberti… y, de más lejos, Jarry, Hugo, Baudelaire…

Artista exigente, Catherine Sauvage representa la provocación de la calidad en un mundo conquistado por la invasión masiva de las radios comerciales con sus cantantes impuestas, sus clasificaciones trucadas… Sauvage, siempre de izquierdas, pasa dos años en la lista negra de la radio y la televisión estatales por haber firmado el Manifiesto de los 121 contra la guerra de Argelia.

En 1968 sigue el compás de Mayo en el music hall Bobino. Boris Vian había adaptado para ella en francés el Nanas Lied que Bertolt Brecht y Kurt Weill ofreciesen a Lotte Lenya como regalo de cumpleaños, y luego la Opera de los tres peniques: cantó mucho a Brecht, y en teatro representó El círculo de tiza caucasiano, Madre coraje…

Para la televisión de Pompidou era molesta. Por eso prosiguió su carrera por circuitos paralelos. Siguió trabajando en la radio, en el Club de ensayo de la ORTF. Después de 1970 se retiró poco a poco del escenario y grabó un último disco en 1992, dedicado a las canciones cortas poco conocidas de Prévert. Jean Guidoni la invita a su espectáculo, las Francofolies 94: en tres canciones, el público está en pie. Le proponen una gran sala en París y la rechaza: «Es muy agradable ser recordada…».

Catherine Sauvage recibía en su casa, rodeada de perros y de pinturas de amigos, como Pierre Brasseur, que compartió mucho tiempo su vida. Con Gérard Paris, un amigo que acabó siendo su marido, hizo la lista de las canciones de un doble compacto con grabaciones raras. Le encantaba ser redescubierta por una nueva generación.

Catherine Sauvage (Janine Saunier) nació el 29 de mayo de 1929 en Nancy (Francia) y falleció el 20 de marzo de 1998 en Bry-sur-Marne, cerca de París.