Vintage Music Home

ARMANDO VALDESPÍ

Biographie

Armando Valdespí (1907-1967). Compositor de populares creaciones, pianista, director de orquesta.

Armando Valdés Pí, para su desempeño artístico fundió más tarde sus dos apellidos, nació en Pinar del Río el 25 de septiembre de 1907.

Armando Valdespí comenzó sus estudios de piano con su madre, quien dirigía un conservatorio.

Entró a los catorce años en el Conservatorio Municipal de Música de La Habana, en la cual se graduó. Trabajó como pianista de la compañía de Alberto Garrido, con la cual hizo sus primeras presentaciones en el Havana Park.

Por esa época Armando Valdespí hizo su primera composición que rápidamente alcanza popularidad, el tango Alma, y más adelante recorrió varias veces la isla como pianista acompañante del tenor Mariano Meléndez, con la tiple cómica Blanca Becerra y con otros artistas populares de la época.

Armando Valdespí ocupó el cargo de director musical de la compañía española Béjar y Arrechabaleta que actuaba en el habanero teatro Regina.

En 1926 fue contratado con una orquesta de doce profesores bajo su dirección para actuar en el Club Yucatán de Mérida, México. También trabajó como maestro concertador de la compañía de los cómicos Acebal y Del Campo tres meses en el teatro Payret.

Armando Valdespí  fundó una orquesta en 1929 que tenía a Antonio Arcaño en la flauta, a Ismael Téllez y Raúl Valdés, como violines, Orestes López en el cello, Daniel Reyes en el timbal, Francisco Vergara tocaba el güiro, y Joseíto Núñez era el cantante. Interpretaban fundamentalmente boleros-sones y danzonetes de la autoría de Valdespí. En esta orquesta también trabajó, como cantante, Bienvenido León.

En 1930 Armando Valdespí viajó a Nueva York con Fernando Collazo, quien fue contratado por la compañía Vitaphone para filmar cortos musicales. En esa ciudad Collazo grabó con la orquesta del director cubano Enrique Bryon, una de las principales agrupaciones de música latina en los Estados Unidos en esa época.

Armando Valdespí acompañó, desde 1935, al cantante Fernando Collazo (1909-1939), altamente cotizado entonces, con una agrupación que se apartaba de los cánones de la charanga tradicional con la adición de metales, y unos arreglos novedosos. El grupo se componía fundamentalmente de piano, una trompeta (asordinada), dos violinistas, contrabajo y dos percusionistas.

Armando Valdespí realizó ese año una serie de grabaciones en Nueva York -treinta y seis composiciones suyas- con Collazo, Johnny Rodríguez y Antonio Machín, quien ya por esa fecha era considerado una estrella de la música latina tras su éxito con El Manisero, de Simons, en 1930.

De regreso a La Habana, Armando Valdespí reorganizó su orquesta y debutó en el teatro Nacional. Mantenía un programa diario a mediodía en la emisora de radio Lavín, que en 1942 se convertiría en Mil Diez.

A mediados de la década de 1930, era uno de los músicos más populares de La Habana por composiciones como «Alma de mujer», «Como tú», «Orgullo» y pregones como «El pirulero» (o Pirulí). Fue muy popular una pieza suya, «La francesita Rachel», dedicada a una joven asesinada en oscuras circunstancias en las cuales estuvieron involucrados influyentes políticos.

En 1936 Armando Valdespí estrenó en el teatro Hispano de Nueva York su obra Hindú, y en La Habana su opereta Carolina, que tuvo como protagonistas a Hortensia Coalla y Miguel de Grandy. Estuvo en cartel 45 noches.

Al frente de su Conjunto del Ritmo se presentaba desde 1935 en el Casino Nacional, alternando con la orquesta Hermanos Castro. Posteriormente, tras el cierre del Casino en 1940, su grupo acompañaba a intérpretes cubanos y extranjeros que contrataba la cadena jabonera Crusellas para presentarse en su programa de radio de la emisora CMQ.

En agosto de 1942, Armando Valdespí confesaba haber escrito unas quinientas canciones de las cuales se habían publicado trescientas en esa fecha.

Fue director artístico de la emisora COK, y su orquesta trabajaba en el exclusivo Jockey Club habanero y el cabaret Montmartre. Compuso una conga política para la campaña presidencial de Fulgencio Batista (Partido Unión Revolucionaria), en 1940. En ese año su grupo tenía como cantante a Reynaldo Henríquez y más tarde, a Miguel D’Gonzalo.

En diferentes etapas pasaron también por la agrupación de Valdespí, el flautista José Antonio Fajardo, la vocalista Hilda Santana, y el pianista Juan Bruno Tarraza.

Armando Valdespí continuó trabajando en la radio cubana hasta 1944 en que decide radicarse en México, y posteriormente en Nueva York, con esporádicas visitas a Cuba. En octubre de 1946 actuó en Managua, Nicaragua, acompañando al piano a los artistas y vocalistas del cine cubano y mexicano Paquita de Ronda y Juan José Martínez Casado.

En la década de 1950 realizó grabaciones de composiciones suyas con su Conjunto del Ritmo en el formato de piano y ritmo, y un disco de larga duración al frente de una orquesta tipo charanga (Let’s dance featuring Armando Valdespí and his orchestra).

El 15 de febrero de 1959 la revista Bohemia reseña el “estreno” (reposición, en realidad) de su Carolina, con la presencia del maestro.

Valdespí se fue retirando progresivamente de la vida artística hasta que decidió a inicios de la década de 1960 irse a residir con su familia a San Juan, Puerto Rico, hasta su muerte. En ese país grabó su último larga duración Valdespí plays Valdespí.

El 4 de octubre de 1967 falleció en San Juan, Puerto Rico.

Su creación «La Francesita Rachel» (originalmente un tango, orquestado en ambiente danzonero) fue incluida en la banda sonora de la película cubana de 1973 El extraño caso de Rachel K, de Oscar Valdés, en interpretación de la orquesta Siglo XX con el cantante Miguel Ángel Piña.

Entre sus boleros se recuerdan «Orgullo», «Sola y triste», «No tienes corazón», «Como una rosa», «Quiero saber», «Fuiste mía», «Soñé contigo», «Solo por ti» y «Duerme corazón».

«Alma de mujer» es su composición más conocida. La grabaron, entre muchos otros, Paulina Álvarez con el conjunto de Senén Suárez, Tito Gómez con la orquesta Riverside y el conjunto Casino de Roberto Espí. Aparece antologada en numerosas selecciones de boleros cubanos que han desafiado el paso de los años.

El importante grupo de grabaciones que realizó en Nueva York en 1935 con Fernando Collazo, Johnny Rodríguez y Antonio Machín ha sido editado en disco compacto (dos volúmenes) por la firma Tumbao (Caramillo Music, Inc.).

http://www.encaribe.org/