Vintage Music Home

JASCHA HEIFETZ

Biographie

Jascha Heifetz (Febrero 02 de 1901 – Diciembre 10 de 1987) Es ampliamente considerado como el mejor violinista del siglo 20.

Jascha Heifetz nació en el seno de una familia de origen judío en Vilna, Lituania, que entonces formaba parte del Imperio ruso. Hay cierta controversia en torno a su año de nacimiento, ya que a veces se sitúa un año o dos antes de su fecha oficial, en 1899 ó 1900. Cabe la posibilidad de que su madre dijera que era uno o dos años más joven para que el virtuosismo de su hijo fuera aún más meritorio.

Su padre, Ruvin Heifetz, era profesor de violín en una escuela local y también primer violín en la Orquesta del Teatro de Vilna durante una temporada, antes de que el teatro cerrara sus puertas. Jascha tuvo su primer contacto con el violín a los tres años, siendo su padre su primer profesor. A los cinco años Jascha comenzó a estudiar con Ilya D. Malkin, uno de los pupilos de Leopold Auer. Jascha Heifetz fue un niño prodigio e hizo su debut público a los 7 años en Kovno, (actualmente Kaunas, Lituania) tocando el Concierto para violín en E menor de Felix Mendelssohn.

Jascha Heifetz ingresó en 1910 en el Conservatorio de San Petersburgo para estudiar con Leopold Auer. Contaba con una técnica inmaculada que, unida a su belleza tonal, hace que muchos violinistas sigan considerándolo un violinsta de facultades inalcanzables. No obstante, era corriente que esta técnica cercana a la perfección y su conducta conservadora en el escenario atrajeron algunas críticas que lo acusaban de ser demasiado mecánico e inluso frío.

Virgil Thomson denominó el estilo de Jascha Heifetz «música de ropa interior de seda», un término con el que no quería elogiar a Heifetz. Aun así, muchos otro críticos coincidían en que Heifetz infundía su forma de tocar con sentimiento y reverencia hacia las intenciones de los compositores.

Poco después de su debut en el Carnegie Hall el 7 de noviembre de 1917, Heifetz realizó sus primeras grabaciones para la Victor Talking Machine Company; Heifetz grabaría con Victor y su sucesor, RCA Victor, durante la mayor parte de su carrera. Durante varios años durante la década de 1930, Heifetz grabó sobre todo con HMV en el Reino Unido debido a que Victor dejó de realizar grabaciones clásicas debido a la Gran Depresión; estos discos fueron distribuidos en Estados Unidos por Victor. Jascha Heifetz a menudo tocaba música de cámara. Varios críticos han achacado su escaso éxito en el mundo de la música de cámara al hecho de que su personalidad artística tendía a abrumar a sus colegas.

Algunas de sus colaboraciones más famosas incluyen la grabación en 1940 de los tríos para piano de Beethoven, Franz Schubert, y Brahms con el violoncelista Emanuel Feuermann y el pianista Arthur Rubinstein, así como otras colaboraciones posteriores con Rubinstein y el violoncelista Gregor Piatigorsky, con los que grabó los tríos de Maurice Ravel, Tchaikovsky, y Felix Mendelssohn.

Ambos conjuntos recibieron a veces la denominación del Trío del Millón de Dólares. Heifetz grabó el Concierto para violín de Beethoven en 1940 con la NBC Symphony Orchestra, dirigida por Arturo Toscanini, y lo volvió a grabar en estereo, esta vez con la Boston Symphony Orchestra dirigida por Charles Münch. También una versión en directo de Heifetz al violín en interpretación del Violin Concerto de Mendelssohn, de nuevo con la NBC Symphony bajo la dirección de Toscanini.

De 1944 a 1946,en gran parte debido a la prohibición de grabar de la Federación Americana de Músicos, (que de hecho empezó en 1942), Jascha Heifetz se pasó a la compañía discográfica americana Decca Records para poder hacer grabaciones, puesto que Decca ya había llegado a un acuerdo con la unión en 1943, mucho antes de que RCA Victor resolviese sus disputas con sus miembros. Heifetz grabó sobre todo piezas cortas, incluyendo sus propios arreglos de obras de George Gershwin y Stephen Foster; Heifetz solía tocar este tipo de piezas breves en sus recitales como propinas.

Normalmente lo acompañaban al piano Emanuel Bay o Milton Kaye. Entre los discos más raros, en 1946 y bajo la dirección de Victor Young, también con Bing Crosby, figuran el «Lullaby» de la ópera «Jocelyn», de Benjamin Godard, así como Where My Caravan Has Rested de Hermann Lohr. No obstante, Heifetz regresó pronto a RCA Victor, donde continuó realizando grabaciones hasta la década de 1970. RCA comenzó a sacar al mercado grabaciones de larga duración en la década de 1950, incluyendo conciertos extraídos de discos 78-rpm.

La compañía comenzó a realizar nuevas grabaciones de alta fidelidad con Jascha Heifetz , generalmente con la Boston Symphony Orchestra bajo la batuta de Charles Munch y también con la Chicago Symphony Orchestra bajo la dirección de Fritz Reiner. Empezando a principios de 1954, la mayoría de estas sesiones fueron grabadas en grabadores estereofónicos de cinta de triple pista.

Fuente: http://entertainmentmusichits.com/